toxina botulínica

relleno de arrugas

La toxina botulínica, actúa paralizando temporalmente los músculos. Al paralizar los músculos no podemos mover la piel sobre ellos. Si no movemos la piel no se forman las líneas de expresión. El efecto es temporal porque el nervio del músculo no es limitado totalmente y vuelve a crecer. Por esta razón se necesitan tratamientos frecuentemente. La frecuencia de los tratamientos varia de persona a persona es de aproximadamente 4 a 6 meses.